«El fotógrafo», una novela foto-gráfica de la Guerra ruso afgana

El_fotografo_portadaTítulo: El fotógrafo. Edición integral

Guionista: Didier Lefèvre (narrada) y Emmanuel Guibert (escrita)

Ilustrador: Emmanuel Guibert (dibujada) y Frédéric Lemercier (maquetada y coloreada)

Fotógrafo: Didier Lefèvre

Género editorial: Novela gráfica

Género temático: memorias

Temática: La invasión soviética de Afganistán y la guerra ruso afgana (1979-1989).

Ediciones Sins Entido, 2011 , 272 pags.

ISBN: 9788496722941

En 1986, Didier Lefèvre, fotógrafo francés, se desplaza hasta Pakistán para encontrarse con la misión de la ONG Médicos Sin Fronteras. Uno de sus equipos tiene como objetivo introducirse ilegalmente en Afganistán, país que está en guerra tras la invasión soviética. Rusos y muyahidines se enfrentará en la larga guerra ruso afgana. Lefévre se incorpora al grupo con el encargo de realizar labores de documentación fotográfica. En origen el relato se dividió en tres partes o tomos. En el primero de ellos se narra el viaje de ida hasta llegar al punto principal de destino, lugar en donde se pondrá en marcha uno de los hospitales, en una localización próxima a zonas de combate. La segunda parte se ciñe al periodo de observación del trabajo cotidiano de los médicos y su relación con la población afgana. Y el tercer tomo, el regreso de Lefévre, camino lleno de dificultades por su empecinamiento personal por viajar en solitario, hasta retornar a Pakistán.

Aunque la estructura del relato es en primera persona, concede un espacio preferente y protagonista a los miembros de la ONG, profesionales por los que siente una gran admiración. Igualmente, recoge y nos traslada su visión, primero distante, posteriormente afable, de la mayoría de los afganos con los que llega a convivir. Por tanto, una de las aportaciones de la novela es el descubrimiento, aunque sea a través de los ojos de un occidental, de la mentalidad y las costumbres de esta región de Afganistán. Y, por último, su manera de contemplar la naturaleza del país y de los lugares habitados por donde transitaba. Quizá, de toda la historia contada, la última fase, su viaje de retorno, aunque sigue dentro del país, es una muestra universal de la lucha personal por mostrar, terca y absurdamente, los deseos del urbanita por ser autosuficiente en un terreno hostil.

InteriorLógicamente, y aunque la experiencia personal de Lefèvre tardaría en publicarse casi veinte años, la recuperación de la aventura fue posible gracias, no solo a su trabajo como fotógrafo, cuantificado en decenas de carretes de película en blanco y negro, también por la iniciativa personal de recoger el viaje en un “diario”, perdido en parte, y al esfuerzo por recuperar la memoria de todo aquello.

Esta novela gráfica tiene un diseño distinto a lo habitual, proyecto que otorga al relato, sentido que es percibido por el lector, verosimilitud, quizá de novela gráfica documental. Aquí, el elemento principal son las fotografías, concretamente las hojas con los contactos de Lefèvre, imágenes que integran sin ningún problema en el relato como una viñeta más. La podemos encontrar una o varias tiras en su tamaño original, a veces la hoja completa. En otras ocasiones, las fotos serán ampliadas, incluso hasta la doble página, para facilitar una visión más nítida de las escenas. Incluso, el maquetista no duda en cubrir toda la página con los contactos.

Las ilustraciones gráficas muestran un diseño compacto y característico. Por lo general, nos encontramos con una distribución, más o menos uniforme, de las viñetas de manera estandarizada en cuatro filas horizontales

20140715092127641 2 20140715092127641 1Las viñetas ilustradas tienen una forma regular y están coloreadas con los colores básicos aunque con tonalidades caquis. A veces el fondo es neutro y otras ocasiones se incluyen los parajes naturales y urbanos o los interiores de los edificios. Los personajes aparecen dibujados desde todos los planos y perspectivas disponibles. Al margen de la narración, la disposición de las viñetas y su contenido permiten una lectura y visión secuencia y dinámica de la historia contada. Precisamente, al margen de los diálogos, la narración al completo depende de Lefèvre. Como si fuera una voz en off, las explicaciones del relator siempre se identifican mediante un cartucho horizontal, en la parte superior de la viñeta, o vertical lateral, cuando estas acompañan a los contactos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s