Cine y Periodismo. El gran carnaval y Primera plana. Reseña de libros

20150318121156823-2Simón Peña Fernández

El reportero Billie Wilder. el retrato ácido y nostálgico del periodismo en El gran carnavalPrimera plana

Salamanca: Comunicación Social ediciones y publicaciones, 2014

202 páginas

ISBN: 978-84-15544-60-9

Website:

http://www.comunicacionsocial.es/catalogo/colecciones/contextos/el-reportero-billie-wilder

Cine y periodismo mantienen una relación estrecha: tradicionalmente era la actualidad la que proporcionaba temas o argumentos a la ficción, pero el desafecto de los públicos por la información que vienen confirmando los estudios de audiencias en los últimos años otorga al cine un papel significativo en el conocimiento de la realidad y su valoración. El trabajo de Simón Peña Fernández que se reseña a continuación se ubica en la primera etapa, al evidenciar las aportaciones que en dos de sus obras- Primera Plana y El gran carnaval– tuvo la etapa en la que Billie Wilder ejerció el periodismo en Austria y Alemania durante el periodo de entreguerras.

El primero de los tres apartados en que se organiza el trabajo de Peña Fernández detalla las circunstancias del paso de Wilder por el periodismo, documentando la precariedad laboral y el predominio de enfoques y temas sensacionalistas en el periodismo que Wilder conoció. En la segunda y tercera partes identifica las influencias que su trabajo como reportero tuvo en El Gran carnaval y en Primera Plana. En el caso de El Gran Carnaval, Peña Fernández documenta como la falta de ética y los excesos en el “interés humano” responden a los criterios de trabajo del periodismo sensacionalista que Wilder ejerciera; mientras que en el apartado sobre Primera Plana evidencia como la aparentemente estereotipada y satírica representación de los periodistas no es tan irreal como parece, sino que responde a las circunstancias vitales y profesionales que Wilder conoció y que se repitieron en la edad de oro del periodismo norteamericano. Representación que, además, no implica una lectura crítica del periodismo sino una memoria que justifica en función de las circunstancias y que evoca románticamente un tipo de periodismo que desapareció. El trabajo concluye con una recapitulación final que recuerda- tal vez demasiado- a las conclusiones de una tesis doctoral.

Globalmente El reportero Billie Wilder resulta un libro de mucho interés: en primer lugar por la forma en que documenta la influencia de la experiencia periodística de Wilder en el retrato que hace en su cine de la profesión, pero también porque Peña Fernández consigue que las reflexiones de Wilder sobre los límites del sensacionalismo, o la función social del periodismo sean perfectamente aplicables a los medios de comunicación de nuestros días.

Elena Cebrián Guinovart, profesora de Teoría de la Comunicación y la Información de la USPCEU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s