Archivo de la etiqueta: autobiographical comic

‘Kabul Disco 2’, de Nicolas Wild, los expatriados en los disturbios de Kabul del 26 de mayo de 2006

couv_kaboul2_grandeTítulo: Kabul Disco. Tomo 2. De cómo no me enganché al opio en Afganistán

Guionista: Nicolas Wild

Ilustrador: Nicolas Wild

Género editorial: Novela gráfica

Género temático: Memoria gráfica, cómic autobiográfico

Temática: Guerra contra el terrorismo, Guerra de Afganistán

Edición consultada: Barcelona; Ponent Mon, 2009

Edición original: La boîte à bulles, 2008

Páginas: 176

ISBN: 978-84-92444-38-0

KabulDisco2_p26Sinopsis: Nicolas Wild, tras unas breves vacaciones regresa a Kabul para continuar trabajando en la empresa de comunicación (partes tercera y cuarta). El periodo se centra en los meses de junio de 2005 a junio de 2006. Además, durante esta etapa toma la decisión de plasmar en un cómic su experiencia en Kabul. Por otro lado, ahora, el objetivo profesional se centra en elaborar varias campañas dirigidas a reconvertir el cultivo de opio por parte de los afganos en otro tipo de actividades económicas. Igualmente, se mezcla la actividad en la empresa con la vida en el país, cada vez con mayores problemas de seguridad para los extranjeros.

KabulDisco2_p41Relato: El tono del relato se mantiene con respecto a “Kabul Disco 1”, autobiográfico, irónico y cínico, a veces hipócrita y egocéntrico, Nicolas ilustra y narra la experiencia personal de su segunda estancia en Afganistán. El relato mantiene los mismos aspectos ya tratados anteriormente, la relación con los compañeros de empresa, expatriados y afganos, los contactos con el pueblo afgano fuera de la oficina, bueno esto es relativo, y su visión del país. Lo cierto es que su observación sigue planteándose al margen de los afganos. El autor va a cumplir dos años en aquel país, pero Afganistán no parece haber dejado huella en él, aunque ahora parece menos cretino.

Desde este punto de vista, los modos de vida siguen siendo los mismos, aunque ahora se vera amenazado por los disturbios de Kabul, el 26 de mayo de 2006, contra los extranjeros.

KabulDisco2_p125Quizá, lo mas interesante es observar como occidente mantiene controlado la reconstrucción del país, ahora intentará erradicar el cultivo de opio o el intento por normalizar la vida de las mujeres afganas, procesos en los que participaría activamente la empresa de Nicolas.

KabulDisco2_p155Diseño ilustraciones: Aunque la portada aporta una ilustración a color, la novela gráfica se presenta en blanco y negro (incluida gama de grises). Los personajes, aunque idealizados, son identificados perfectamente, incluido el propio Nicolas.
Desde el punto de vista narrativo tenemos tres líneas de viñetas por página y, de manera regular, tres viñetas por línea.

La narración es muy dinámica, temporalmente muy rápida. Elige todo tipo de planos, reconstruye los escenarios interiores –a veces claustrofóbicos- que son mayoritarios y están vinculados a los lugares de trabajo o descanso, también los exteriores, aunque estos son escasos.

Tanto en la primera de las novelas, como en el presente volumen, al final del relato se incluye, a todo color, parte de la producción como ilustrador de Wild y un conjunto de fotos representativas realizadas por el propio autor.

‘Kabul Disco 1’, de Nicolas Wild. Expatriados en Afganistan del 2005

portada Título: Kabul Disco. Tomo I. Cómo no fui secuestrado en Afganistán

Guionista: Nicolas Wild

Ilustrador: Nicolas Wild

Género editorial: Novela grafica

Género temático: Memorias gráficas, cómic autobiográfica

Temática: Guerra contra el terrorismo, Guerra de Afganistán

Edición consultada: Barcelona; Ponent Mon, 2008

Edición original: La boîte à bulles, 2007

Páginas: 128

ISBN: 978-8492444021

KabulDisco-p43Sinopsis: Nicolas Wild, como ilustrador y como ser humano, pasa, a principios de 2005, por una situación estancada. Una oferta de trabajo le ofrece una salida. Una empresa de comunicación instalada en Afganistán requiere sus servicios para adaptar al cómic la nueva constitución afgana. En Kabul, compaginará la cotidianidad de las largas jornadas como ilustrador o fotógrafo, incluyendo un cerrado mundo de relaciones laborales, con la observación del país. Todo presentado con cierta perspectiva irónica y cínica, tanto de si mismo, como todo aquello que le rodea. En este primer tomo, se centra precisamente, en los meses de elaboración del cómic y en su integración en el grupo que debe crear una campaña publicitaria en apoyo del ejercito nacional afgano, entre febrero y junio de ese año.

KabulDisco_p87Relato: Con un tono autobiográfico, irónico y cínico, a veces hipócrita y egocéntrico, Nicolas ilustra y narra la experiencia personal de su primera estancia en Afganistán. Allí llegaría como dibujante para colaborar en la ilustración de una edición de la nueva constitución afgana para el público infantil. El relato se centra en tres aspectos, la relación entre el y los compañeros de empresa, todos de perfil occidental, los contactos con el pueblo afgano, bueno esto es relativo, y su visión del país. Lo cierto es que su observación se plantea al margen de los afganos, de hecho existe cierta reticencia por desarrollar cualquier tipo de interrelación. El actor ha pasado por el país, pero Afganistán no ha dejado huella en él. En cierto modo, parece un cretino, y el título lo demuestra.

Desde este punto de vista, es muy ilustrativo cotejar el modo de vida de los denominados expatriados.KabulDisco_p103

Quizá, lo mas interesante es observar como occidente controla la reconstrucción del país, desde las elecciones o la formación de un nuevo ejército nacional. Aquí, las empresas de comunicación desarrollan un papel preferente. Gracias a la novela de Wild podemos conocer de primera mano este proceso.

KabulDisco_p119Diseño ilustraciones: Aunque la portada aporta una ilustración a color, la novela gráfica se presenta en blanco y negro (incluida gama de grises). Los personajes, aunque idealizados, son identificados perfectamente, incluido el propio Nicolas.
Desde el punto de vista narrativo tenemos tres líneas de viñetas por página y, de manera regular, tres viñetas por línea.

La narración es muy dinámica, temporalmente muy rápida. Elige todo tipo de planos, reconstruye los escenarios interiores –a veces claustrofóbicos- que son mayoritarios y están vinculados a los lugares de trabajo o descanso, también los exteriores, aunque estos son escasos.